Enseres

El ser una Cofradía joven, muy joven, no nos permite aún contar con un patrimonio extenso y vistoso, tampoco es ese nuestro anhelo, preferimos ir poco a poco, sin prisa pero sin pausa y dedicar nuestros esfuerzos por igual a dotar artísticamente a nuestra congregación  de un patrimonio cofrade y a colaborar, en la medida de lo posible, con los mas desfavorecidos, considerando que cualquier causa justa, merece la pena.

No obstante, en estos pocos años de vida hemos incorporado a la Cofradía enseres de gran calidad artística tales como guión, cruz guía, incensario, naveta, varas de procesión, trono de traslado, libro de reglas, candelería y ánforas para la ubicación de la imagen en la parroquia y cuarenta túnicas de nazareno.

Nuestro primer proyecto, obra del insigne bordador malagueño, Joaquín Salcedo, se ha llevado a cabo en dos fases, la primera, realizada en 2.006 consistía en bordar en oro fino solo el escudo de la Cofradía sobre el terciopelo color rojo púrpura, seña de identidad de nuestra congregación, el mástil, en plata fina repujada, es obra de Cristóbal Martos, y cuenta en su parte superior con la cruz sobresaliente de la esfera representativa de la Tierra. Se procesionó por primera vez en Semana Santa de 2.007. La segunda fase consistió en llevar a cabo su bordado final, llevado a cabo en 2.008, Salcedo remató una obra genial con bordados en oro fino a base de cuerpos florales que rodean y adornan la pieza. Fue portado por primera vez por Santiago Gutiérrez Rull, uno de los fundadores de la Cofradía y Presidente de la Junta Gestora desde el año 2.002 a 2.006 y que regenta el cargo de secretario desde el año 2.006 en la Junta de Gobierno que presidiera como Hermano Mayor, Juan Ignacio Castillo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *