El retablo de la Pollinica pendiente de la aprobación del Obispado

El proyecto, realizado por el aparejador municipal Fernando Ortiz, mejora uno anterior que mezclaba estilos y que en palabras del Hermano Mayor, Juan Ignacio Castillo, “es magnífico”. Se espera la autorización final del Obispado para el comienzo de las obras que serán sufragadas por el Ayuntamiento.

El próximo mes de septiembre será con toda probabilidad el que marque el comienzo de las obras para dotar de un altar-retablo a la cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor en su entrada en Jerusalén y María Santísima de la Esperanza, la popular Pollinica de Alhaurín de la Torre.

 

En la actualidad la bella talla de Martín Simón, Jesús sobre el pollino, recibe culto en un lateral de la Iglesia Parroquial de San Sebastián, pero sin tener retablo o capilla propia, anhelo que harán realidad gracias a la colaboración del Ayuntamiento que costeará la obra, tal como se comprometió el alcalde Joaquín Villanova durante el pregón de Semana Santa, en marzo pasado.

 

El retablo será de estilo clásico como el existente de Jesús Resucitado, proyecto también de Fernando Ortiz, aunque en esta ocasión serán cuatro columnas las que darán más fuerza al conjunto.

Según manifestó a diariolatorre.es el Hermano Mayor de la Pollinica, Juan Ignacio Castillo, el retraso de la construcción, previsto en principio para junio, se debe a que inicialmente habían diseñado un retablo que combinaba el estilo barroco con el orden clásico, pero aconsejados por Fernando Ortiz éste ha diseñado uno nuevo que ha encantado a la Junta de Gobierno de la cofradía y será el que se realice.

 

Elevado el proyecto de nuevo al Obispado con esta modificación, esperan el visto bueno diocesano para que se puedan realizar las obras en la parroquia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *