Marina Bravo pregonó desde su corazón

La cofradía de la Pollinica presentó el estandarte de la Virgen con óleo de Ruiz Juan y los niños del colegio San Juan encandilaron con sus voces. Marina Bravo, maravillosa.

(José Manuel de Molina). Nueva noche mágica para la cofradía de la Pollinica, que podrá ser la más joven y la que tenga menos hermanos de Alhaurín de la Torre, pero desde luego rivaliza con las otras dos en saber hacer pregones. Ayer noche lo volvimos a corroborar en el Centro Cultural Vicente Aleixandre, donde la habitual presencia musical de la Banda Municipal de Música, que tocaba en el pregón de El Rico, se suplió de maravilla con la presencia de un grupo de niños del colegio San Juan cantando “Pescador de Hombres” acompañados al piano por Maria del Mar González Sánchez y dirigidos por Agustín Soler. Esta misma joven pianista interpretó a continuación “A Ti Manuel” mientras en la pantalla gigante se proyectaban imágenes del Domingo de Ramos.

 

Tras la pausa para el cambio de escenario, bien montado y distribuido con candelería, saya y corona de la Virgen de la Esperanza, que sería protagonista por el estandarte que se presentaría seguidamente, tomó la palabra el pregonero del año anterior, Juan Ignacio Castillo, que de forma muy correcta, breve y claro, presentó a Marina Bravo Casero, concejala del Ayuntamiento de Alhaurín de la Torre, Diputada Provincial de Cultura, la primera mujer pregonera en esta cofradía, sobre todo amiga, y “exageradamente bella”, dijo.

 

Efectivamente Marina Bravo siempre deslumbra con su presencia y ayer estaba deslumbrante tocada con la tradicional mantilla. Recordar su intervención desde el aprecio que le tengo, es una de las satisfacciones de escribir crónicas de Semana Santa para Diariolatorre.

 

Cartel
Una vez que tomó la palabra presentó en primer lugar el cartel anunciador de este año, óleo del artista Ruiz Juan, que se presentó ya enmarcado en el nuevo estandarte de la Virgen de la Esperanza que estrenarán en la procesión. Se trata de un retrato de la Virgen en un óvalo de 50 x 43 cm. Una visión muy personal de la imagen de Nuestra Señora de la Esperanza alhaurina en la técnica del Realismo Figurativo, caracterizado por una ejecución armónica de colores suaves que envuelven a toda la obra en una mesurada armonía.

 

Pregón
La pregonera comenzó algo melancólica, siempre dulce, pero sobre todo se dirigió a los presentes con el corazón, dando una lección de sinceridad que demuestran su valía y su valentía, refiriéndose a “los grandes cambios que se han producido recientemente en mi vida personal y profesional”. Se emocionó varias veces pero sin perder la compostura. Una al hablar del amor de su madre, con referencias a los sinsabores de la vida, “estos últimos meses que mis padres me han visto sufrir tanto”. También a la política: “En una sociedad tan falta de perdón, hipócrita y egoísta, sumida en una profunda crisis de valores en la que el ser humano está más preocupado por SER….que por HACER, cuanto debiéramos repetirnos estas palabras: El que esté libre de pecado…que tire la primera piedra”. (Pueden leer el texto completo del pregón en noticia abajo relacionada).

 

Y por supuesto cristiana, Marina se confesó no feminista, pero precisamente basó su exaltación del Domingo de Ramos en el papel de la Mujer en la Pasión de Jesús, destacando como María, María Magdalena y Salomé fueron las únicas que estuvieron con el Señor en sus últimos pasos mientras todos los apóstoles excepto Juan lo abandonaron en el Calvario. “Jesús a las mujeres, las motivó a ser Misioneras: ellas fueron las primeras enviadas a dar a conocer la resurrección”.

 

Mientras la música perfectamente envolvía de fondo sus palabras, Marina Bravo iba en crescendo con su palabra y llegó al final de su gran pregón, animando a los pollinicos a recordar la figura de Jesús y seguir su ejemplo. “Que no os ciegue el brillo del oro, ni os enrede el suave tacto de los costosos brocados. Fundamentad vuestro “tesoro” en la fe. Especialmente un año tan especial como éste. Un año, en el que incluso el mismísimo sucesor de Pedro, ha dado al mundo una lección de coherencia y responsabilidad”.

 

Tras la ovación del público puesto en pie se entregaron distintos agradecimientos a la pregonera, autor del cartel, representantes del Colegio San Juan, bordadoras y secretario. Cerrando el brillante acto el Hermano Mayor José Manuel López, que pronunció unas palabras de agradecimiento, con referencia a los dificiles momentos que ha vivido últimamente la cofradía.

8fb81d6551 33a32b1c03 37cdfbd8ec 51bc18d25a 420fbf0e96 7785a2724c 23607d032c c9c96c47aa ceb7232e32 d386126dbf f924592701

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *