Paz, Amor y Esperanza a los hombres y mujeres de buena voluntad en la Tierra

Felicitación Navideña del Hermano Mayor, Juan Ignacio Castillo.

Queridos hermanos y hermanas de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor, en su entrada en Jerusalén, y María Santísima de la Esperanza, denominada “Pollinica”, una vez mas llega la Navidad a nuestras vidas, a nuestros hogares, a nuestros corazones. Es tiempo de paz, de amor y de esperanza, casualmente los tres títulos advocacionales de nuestra hermandad, aunque en estas fechas mas que títulos deban ser deseos, los deseos que como Hermano Mayor tengo para todos vosotros así como para todo el mundo. El deseo de paz como única “arma” del ser humano que debiera ser promovida por el amor que no solo seamos capaces de sentir sino también de dar, y la esperanza de que así sea, mensaje inequívoco de Nuestro Señor Jesucristo, del que en estos días celebramos su nacimiento. Un año está a punto de cerrarse, 2.009 ha sido para nuestra Cofradía un año especial, nuestros objetivos, gracias al esfuerzo de todos, han vuelto a verse cumplidos, Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor ha vivido por primera vez en su historia su traslado oficial a la finca “El Portón” la tarde del Viernes de Dolores siendo aclamado por un pueblo pero sobre todo por un barrio, el de “Las Palmillas”, que lo ha acogido con el amor y la devoción que merece, debemos congratularnos por ello. Junto a ese proyecto hemos de unir otros que con la humildad que nos caracteriza hemos logrado, un nuevo año asoma, el año 2.010 será el que confirme la mayoría de edad de nuestra joven congregación nazarena, será el año donde por fin estrenaremos una nueva sede digna de nuestra Cofradía y que ya se está preparando, será un año de nuevos y hermosos proyectos no solo de índole cofrade, también solidarios y humanitarios, pero también será el año que cerrará el primer gobierno de nuestra Cofradía, dando paso a una nueva etapa que de seguro vendrá con ilusiones nuevas y alentadoras que renovarán el esfuerzo y el deseo de todos por seguir haciéndo de nuestra hermandad una institución cristiana noble y pura. Quiero transmitiros a todos y a todas mis mas sincero agradecimiento por todo lo bueno que habéis hecho por esta Cofradía, este año he podido sentir mas que nunca la cercanía y el esfuerzo aunado de todos, quiero deciros que me siento muy orgulloso de estar al frente de un maravilloso equipo de hombres y mujeres, niños y niñas. Por ello pido a Nuestra Señora María Santísima de la Esperanza, no presente físicamente aún en nuestra hermandad, pero viva en nuestros corazones, que os colme de salud, trabajo y felicidad a todos y a todas en este nuevo año que está a punto de comenzar. Que Nuestro Padre Jesús de la Paz y el Amor esté siempre presente en vuestros corazones, que os conceda cuántos deseos de buena voluntad le hayáis pedido y que traiga al Mundo todo cuánto su Sagrada Advocación titula. Hermanos y hermanas, de todo corazón:

Feliz Navidad y un Próspero Año Nuevo. Que Dios os bendiga.

Juan Ignacio Castillo Martín, Hermano Mayor.

Alhaurín de la Torre, 22 de Diciembre de 2.009.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *